Mesa de ayuda

MESA DE AYUDA

En este espacio podés enviarnos todas tus consultas para que te podamos
asesorar. En el plazo de 24 horas un asesor se estará contactando para darte
respuesta.

[contact-form-7 id=”3771″ title=”Dudas”]

CONSULTAS FRECUENTES

¿Qué tipo de rollo necesito?

Según la calidad de etiquetas que necesites podés elegir entre rollos de papel ilustración o térmico. En el primer caso, este material se usa para etiquetas que requieren que la impresión no tenga vencimiento, mientras que, en el segundo, se usa para etiquetar productos que tienen una alta rotación, ya que con el tiempo el papel se oscurece y se pierde nitidez para la captación de texto o del código de barras.
Existe un tercer tipo, que es el OPP, que a simple vista se percibe como un film plástico y tiene la particularidad de ser de muy bajo gramaje. Este material se emplea, sobre todo, para productos que demandan frío y embalajes y cajas que se exponen a la intemperie.

¿Qué tipo de ribbon necesito?

La selección del ribbon que se va a usar en un producto depende del material con que esté compuesta la etiqueta y de la durabilidad que se pretenda.
En el caso de las etiquetas de papel, por ejemplo, lo conveniente es el uso del ribbon de cera. En cambio, si se trata de etiquetas OPP o de fasco o satén, se recomienda el de resina.
El ribbon de cera resina también aplica para las etiquetas de papel ilustración y fasco, en tanto que el HL35 es el más costoso y se utiliza para fasco, pero en prendas que necesitan que la impresión se conserve por mucho tiempo.

¿Qué impresora me conviene?

En la actualidad, las impresoras de escritorio le van ganando terreno a las industriales, debido a que tienen un poder grande de  producción, velocidad y definición. Estas máquinas son muy adaptables y rendidoras, por lo que también garantizan un desempeño óptimo.
En el caso de las impresoras industriales, por lo general son usadas para altos volúmenes de producción.

¿Qué lector de códigos de barras me sirve?

El lector de código de barras es uno de los instrumentos que transformó los procesos de producción y comercialización. Estos fueron evolucionando con el correr del tiempo: se pasó del lector de contacto y el lápiz a unos aparatos simples, pero más sofisticados, en los que el haz de luz infrarrojo detecta los códigos de barras hasta cierta distancia (el haz abarca siempre el código).
De acuerdo a la actividad que se desarrolle, se puede elegir entre una variada gama de opciones. Entre las cuestiones a tener en cuenta, por ejemplo, está el uso que se le quiere dar: si se lleva adelante una actividad en la que dejar las manos libres beneficia en términos de tiempo, entonces se aconseja adquirir un lector con base.
Consultanos por más opciones.

¿Cómo diseño una etiqueta en el Zebra Design?

Es común que al decidir hacer las etiquetas propias, emerjan algunas dudas. El programa Zebra Design es muy intuitivo y con unos simples pasos permite obtener resultados profesionales.
Una vez que se abre el programa, de inmediato aparecen opciones para elegir lo que se quiere hacer. En este caso, hay que marcar crear nueva etiqueta. A partir de ahí, se trabaja siempre –bueno, casi- con el menú que está a la izquierda, ¿estás preparado o preparada?
En este sector hay que elegir el código de barras e insertarlo dentro del rectángulo blanco –que es la etiqueta-, que apareció cuando diste el primer paso. No te preocupes, si el tamaño se excede, el código aparece en rojo y ahí se debe achicar pulsando con la flechita del mouse desde alguno de los cuatro extremos (pero nunca desde los costados o los lados superior e inferior, porque se puede deformar).
En el listado de acciones que se pueden realizar acá, además, están las de incluir texto, formas, líneas, etc. ¡Poné en juego tu creatividad!
Una vez que la etiqueta está lista, ahora sí hay que desplazarse hasta la parte derecha de la pantalla para guardar y/o imprimir. Pero ojo, antes de mandar a imprimir todo, se recomienda hacer una prueba para chequear que esté perfecta.

¿Cómo hago una etiqueta textil de poliamida?

Una vez que se abre el programa, de inmediato aparecen opciones para elegir lo que se quiere hacer. En este caso, hay que marcar crear nueva etiqueta. A partir de ahí, se trabaja siempre –bueno, casi- con el menú que está a la izquierda, ¿estás preparado o preparada?
En este sector hay que elegir el código de barras e insertarlo dentro del rectángulo blanco –que es la etiqueta-, que apareció cuando diste el primer paso. No te preocupes, si el tamaño se excede, el código aparece en rojo y ahí se debe achicar pulsando con la flechita del mouse desde alguno de los cuatro extremos (pero nunca desde los costados o los lados superior e inferior, porque se puede deformar).
En el listado de acciones que se pueden realizar acá, además, están las de incluir texto, formas, líneas, etc. ¡Poné en juego tu creatividad!
Una vez que la etiqueta está lista, ahora sí hay que desplazarse hasta la parte derecha de la pantalla para guardar y/o imprimir. Pero ojo, antes de mandar a imprimir todo, se recomienda hacer una prueba para chequear que esté perfecta.

¿Qué tipo de hilo usar: estándar o fino?

La elección del hilo de plástico que se va a usar para etiquetar está en gran parte sujeta a un criterio estético. Es que depende de cómo se quiere que quede visualmente la etiqueta, que se usa estándar o fino.
Si se observa la industria textil, para prendas o productos delicados, lo común es usar una aguja fina, por lo que se prefieren hilos con esa característica. En tanto, en el resto de los productos, por lo general se emplea el hilo común.
No obstante, siempre es recomendable no agujerear los tejidos para evitar dañarlos sin querer. La alternativa más acertada es perforar la etiqueta.